14 dic. 2010

Cosmética natural: El Aloe vera

Se cree que fueron los chinos los primeros en incluir el Aloe vera en la farmacopea utilizada en Medicina tradicional china (MTCh), bautizándolo con el nombre de remedio armónico. Excelente como tónico para síndromes de deficiencia del YIN por su naturaleza refrescante, lo que lo hace muy beneficioso para el hígado, riñón, bazo, intestinos y aparato reproductor femenino.

Planta perenne, sitúan su origen en el sur de África. De las más de 250 especies, las utilizadas para el uso medicinal son el Aloe barbadensis Miller o Aloe vera y el Aloe arborescensis.

El Aloe vera es una planta perteneciente a la familia de la liliáceas, lo que lo transforma en pariente de ajos y cebollas.

Son numerosos los registros hallados a lo largo de la historia acerca de la utilización de esta planta en la medicina de casi todas las civilizaciones. Planta de la mágica virtud para los sumerios, de la inmortalidad para los egipcios, los templarios la llamaron elixir de Jerusalén y lirio del desierto los árabes. Colón la llevó en sus viajes como planta de primeros auxilios para su tripulación, y fueron los jesuitas españoles los que difundieron su uso en el continente americano.

Propiedades del Aloe vera

En su composición se encuentran monosacáridos y polisacáridos; enzimas, oxidasa, amilasa, catalasa, lipasa. También minerales tales como calcio, magnesio, cobre, sodio, hierro, potasio, zinc. Siete de los ocho aminoácidos esenciales y que nuestro organismo no puede fabricar. Vitaminas, A, sobre todo del grupo B: B1, B2, B3, B6, que mejoran el estado de la piel y funcionan sobre el sistema nervioso, como así también C y E.

Su acción calmante ante el dolor, debido a su alto contenido en ácido salicílico, lo convierte en un maravilloso analgésico.

Posee acción antihistamínica, regulando la respuesta inmunológica ante la presencia de agentes externos.

Resalta su poder antiséptico de uso tópico, presente en su fuerte actividad antibacteriana debido a que contiene lupeol, nitrógeno de urea, ácido cinámico, fenol y azufre.

Ante episodios de asma puede ser un buen broncodilatador, facilitando la respiración por su eficacia vasoconstrictora.

Apropiado como antiinflamatorio, inhibe la síntesis de prostaglandinas y reduce la migración e infiltración de leucocitos, la liberación de histamina y la síntesis y secreción de leucotrienos. "La actividad antiinflamatoria del gel de Aloe vera se sinergiza con el resto de propiedades (cicatrizante e inmunoestimulante) para facilitar la curación de heridas o frente a procesos artríticos, por sus propiedades antiinflamatoria e inmunomoduladora".

Es queratolítico, elimina la acumulación de células muertas de ciertos puntos de la piel que constituyen las durezas y callosidades.

Cicatrizante, el gel de Aloe aumenta el correcto entrelazado de las fibras de colágeno sobre la zona lesionada, debido a la regeneración celular y tisular promovida por las glicoproteínas, la reepitelización y angiogénesis favorecida por la alantoína y el efecto antiinflamatorio y antimicrobiano de los polisacáridos y compuestos fenólicos.

También facilita la curación de llagas y ulceraciones bucales o lesiones inflamatorias irritativas de la mucosa gastrointestinal.

Aloe vera en cosmética

El Aloe vera está presente en muchos productos de belleza de uso diario, cuyo principal beneficio es la acción sinérgica de la aloína, facilitando con su capacidad astringente la penetración de los demás agentes. Otra virtud la da la presencia de lignanina, con su extraordinario efecto de penetración en las tres capas de la piel -dermis, epidermis e hipodermis- haciendo de vehículo transportador para elementos activos que combaten las bacterias y los depósitos de grasa que tapan los poros.

Usado con regularidad evita las arrugas prematuras y retarda las propias de la edad, reduciendo la media de poros abiertos. Puede usarse bajo el maquillaje, y al ser un astringente ha de usarse con una crema hidratante.

Es un excelente filtro solar de rayos ultravioletas y elimina las manchas causadas por el sol si se usa un largo periodo de tiempo.

Indicado después de la depilación, ayuda a calmar y evitar rojeces, granitos y erupciones que se puedan producir.

También es muy efectivo en la prevención de pequeñas estrías en la piel, siendo el embarazo una fecha propicia de aparición de dicho fenómeno.

Es un estimulador capilar, ya que facilita la nutrición del folículo capilar, estimulando así la fortaleza del cuero cabelludo.

Aloe vera: el secreto de belleza de Cleopatra y Nefertiti

Se cuenta que no eran los baños con leche de burra y miel los que mantenían tan estupendas las pieles de Cleopatra y Nefertiti, sino la pulpa del Aloe vera.

El Aloe vera ayuda a regular el pH de la piel, hidratando las parte secas y combatiendo las partes seborreicas.


La receta de Cleopatra: Gel de aloe y rosas

125 ml de aceite de oliva

25 ml de jugo de aloe vera

25 ml de agua de rosas


Elaboración

Mezclar bien los ingredientes. Cuando se hayan homogeneizado verterlos en un frasco oscuro y guardarlo en un lugar seco y fresco. Limpiar la cara y el cuello con ligeros masajes, por la mañana y antes de acostarse. Enjuagar con agua tibia y luego colocar la crema habitual.

Sea o no verdad este truquito de belleza de Cleopatra, lo que sí es cierto son las numerosas cualidades de esta planta, una auténtica panacea.

Gladys Gómez Flores

Terapeuta de Reiki – Quiromasajista - Fisioesteticista – Linfoterapeuta

Bibliografía:

“El gran libro del Aloe vera” Lourdes Prat y Teresa Ribo

RBA Libros – Barcelona - 2006

1 comentario:

Lourdes Prat Ferrer dijo...

Para más información del Aloe Vera o el aceite de argán podeis ver mis videos y blogs.
Gracias por las referencas de autoría de texto en vuestro blog, referente a mi libro. "EL GRAN LIBRO DEL ALOE VERA"

NAMASTE

http://elaceitedeargan.wordpress.com/
http://www.youtube.com/user/Bencaloe
http://www.youtube.com/user/Lourdespf
http://lourdesprat.blogspot.com/