16/7/2012

La jarilla el remedio universal de los mapuches


La jarilla, es un arbusto glutinoso y de flores amarillas. Denomina en latín Larrea divaricata, cuneifolia y nitida, respectivamente, los pueblos originarios de la región cuyana y la estepa patagónica, pehuenches, huarpes, mapuches,  la llamaban  "kohue koehue". En la actualidad podemos encontrar tres variedades de Jarilla macho, hembra ó crespa. Crece agrupada en jarillales, debido a los vientos que azotan la región no suele sobrepasar los 2/3 mtrs de altura.
Los habitantes originarios sabían de sus virtudes terapéuticas, rica en yodo y potasio, empleaban los jugos de hojas y ramas en decocción para lavar llagas y heridas. Sus propiedades emenagogas, la hacen adecuada para distintos trastornos relacionados con la menstruación. Por su poder balsámico como remedio antirreumático en baños y como antiinflamatorio, en cataplasmas.
Por su alto poder fungicida y antimicótico, recomendamos su uso en cremas para los hongos en general y en especial los de los pies. A continuación la formula.

Ingredientes:

60 grs de infusión de jarilla o agua mineral o agua destilada
60 grs de oleato de jarilla *
15 grs de manteca de karité o cacao o lanolina anhidra
 8 grs de cera de abeja
 2 grs de Bórax

Opcional: en el caso de no hacer la infusión de jarilla y usar alguna de las aguas sugeridas, podemos reforzar el poder terapéutico con 30 gotas de tintura madre de jarilla** que agregaremos cuando la crema esté preparada y a una temperatura no superior a los 35º.

Procedimiento:

Usaremos dos recipientes, uno para fase oleosa y otro para la fase acuosa.
1º En el recipiente que denominaremos  A, colocamos los ingredientes oleosos (aceites, manteca de karité, cera de abejas). Los pondremos a baño maría y a baja temperatura hasta que se hayan disuelto. No superar los 60 º C.
2º En el recipiente que llamaremos B, vierte la fase acuosa más el Boráx. Calentando e la misma manera que en el paso 1, no superando  la temperatura de trabajo 60 º C.
3º Vierta el recipiente B en el recipiente A.
4º Mezcle removiendo bien. Se puede utilizar batidora eléctrica si es mucha cantidad.
5º Ponga la crema en un frasco de cristal antes de que se enfríe. Pegue una etiqueta con el nombre de la crema, ingredientes y fecha.

Administración y uso:

Aplicarla sobre la zona afectada, una vez al día (preferentemente por la noche), y luego de la ducha.

*Oleato de jarilla
Ingredientes:

1 litro de aceite de oliva, girasol o almendras
250 gramos de jarilla fresca o 125 gramos de jarilla seca.
Preparación: En una botella oscura ponga el aceite y las hojas de la planta.
Tápelo  y déjelo al sol durante un mes. Otra opción sería ponerlo en un recipiente de acero inoxidable y cocerlo a baño maría durante una hora.
Este preparado tiene fecha de caducidad que se estima al año de su elaboración.

**Tintura de jarilla
Ingredientes:

1 litro de alcohol al 70% o 700 cc de alcohol de 96º diluido con 300 cc de agua mineral.
400 grs. de jarilla fresca o 200 gramos de su equivalente seca.
Preparación:
Poner la jarilla seca o fresca con el alcohol en una botella de cristal oscura.
Agitar uno minutos todos los días durante 10 días.
Colar y guardar en un lugar fresco y protegido de la luz.
Vencimiento: al año de producido

Precauciones: No usar si va a haber una exposición al sol, debido a que es fotosensible. No usar en casos de alergia al yodo.

Gladys Gómez Flores

Bibliografía: Hierbas y plantas curativas, Jorge Fernández Chiti. 
Editorial Condorhuasi, 1999

www.redjarilla-patagonia.blogspot.com/

2 comentarios:

Clari, Panta, Euge dijo...

muchas gracias x la información! una pregunta, se puede hacer una crema o emulsión solo con la tintura madre de jarilla? o siempre tengo que hacer el macerado?

Clari, Panta, Euge dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.