16 feb. 2016

Vainilla: hidratación y tonicidad en nuestra piel

Junto con el chocolate y el limón, la vainilla debido a su aroma particular, es una de las imprescindibles del mundo de la repostería.

Pero su presencia no se limita al mundo gastronómico, la medicina siempre la tuvo presente debido a sus propiedades. 
Efectiva a nivel emocional, mejora el humor, calma  la ansiedad, evitando la posibilidad de sufrir de depresión.

Entre otras virtudes de la vainilla, encontramos la de ser tónica, aumenta  la energía muscular, reduce la presión arterial. Inductora del sueño, lo que hace que descansemos mejor.

Por sus propiedades antiinflamatorias, alivia el reuma, las alergias y la artritis.
Conocido recurso de las mujeres, ya que es un potente emenagogo; la vainilla también puede bajar la fiebre y aliviar los dolores de dientes y encías.
Particularidades de la planta de vainilla.

Perteneciente a la familia de las orquídeas, la vainilla es un tipo de liana, nativa de América, especificamente de su selva tropical.
Los aztecas llamaban a la vainilla, Txilotxitl, que significa “flor negra”. Ésta es hermafrodita pero es incapaz de realizar la polinización debido a una membrana especial que separa su antera (órgano masculino de la flor) de su estigma (órgano femenino de la flor). Sólo la abeja Melipona o abeja de las orquídeas, nativa de México, es capaz de polinizarlas. Fuera de allí esta planta debe polinización de forma artificial y a mano.

Su fruto es una vaina negroamarronada, apreciada en la cocina, la medicina y la cosmética, tiene un tiempo de maduración bastante largo, de 8 meses. 

En su química encontramos eugenol, como el clavo. Isoeugenol, como la nuez moscada. Anetol como el anís y timol como el tomillo. Esto hace que sea un compendio de todas esas plantas, y sintetice todos los principios activos y acciones de ellas.

La vainilla para la belleza

Mejorar  notablemente los niveles de hidratación de la piel y el cabello. Es antioxidante, con lo cual  evitar el envejecimiento prematuro de la piel. Cuando la vainilla es aplicada de forma tópica, además de limpiar en profundidad la piel, le brinda un aspecto radiante.
Además, es utilizada a menudo como aromatizante en bases de perfumes al oleo, ya que tiene propiedades afrodisíacas y relajantes. Incluso se puede utilizar como bálsamo labial si lo mezclamos con miel, manteca de cacao y manteca de Karite.

Aceite de infusión de Vainilla (oleato)

50 grs. de aceite de jojoba
  1 vaina de vainilla

Procedimiento

En un frasco transparente colocamos el aceite, le agregamos la vaina de vainilla cortada longitudinalmente y en tramos para facilitar la liberación de activos al aceite. La colocamos en un lugar donde reciba sol pleno. La mantenemos allí 45 días, agitando cada día. Colamos y la envasamos esta vez en un frasco ámbar para evitar su oxidación.

Indicaciones de uso

Nos servirá como base para perfumes al oleo, cremas hidratantes, como un contorno de ojos natural o simplemente para colocar detrás de las orejas con el fin de mejorar nuestro ánimo.

Gladys Gómez Flores
Naturópata, especializada en cosmética natural



.

No hay comentarios: