16 mar. 2016

Tres fórmulas caseras de limpieza facial

Los cambios de estaciones también suponen una etapa de cambios a los que nuestra piel debe ir acostumbrándose. Los cuidados de la misma en otoño deben ir encaminados a recuperarla de su etapa estival y a protegerla de las agresiones futuras.
El primer paso a dar es realizarnos una limpieza facial. Debemos preparar nuestra piel, alisarla y dejarla radiante. 
El peeling es ideal para rejuvenecer y renovar las células de la piel, y en la fase final, si tu piel es sensible, lo más aconsejable es usar un hidrolato de manzanilla o un spray de agua termal.
A continuación tres formulas adaptada a cada piel para usara a diario y mantener los poros liberados para que el cutis pueda respirar y oxigenar nuestro rostro.

Leche de limpieza pieles sensibles
Se llama cutis sensible a la piel, que por naturaleza, es más vulnerable a los ataques externos (pólenes, contaminación ambiental, químicos sintéticos). La piel sensible no tiene por qué ser piel alérgica, la reactividad está ligada directamente a la excitabilidad de las terminaciones nerviosas de la piel. Por lo tanto, puede manifestarse con diferentes tipos de reactividad: picores, tirantez, calor y/o sensaciones de quemazón, a veces combinadas con rojeces.
Las pieles sensibles y reactivas necesitan productos de protección, hidratantes, que no dañen el equilibrio de su piel. Debido a esto los productos de la cosmética industrial suelen no serles compatibles debido a su alto contenido en sintéticos.
Esta leche de limpieza es ideal para reemplazar las emulsiones desmaquillantes de cosmética industrial, ya que sus ingredientes no son irritantes y aportan los activos necesarios para la salud de la piel.
Ingredientes
25 grs. leche de avena
25 grs. hidrolato de lavanda
25 grs hidrolato de manzanilla
25 grs. infusión de ginkgo biloba
Procedimiento
Mezclar la leche de avena con los hidrolatos y la infusión. Colocar en un frasco ámbar para protegerlo de la luz y conservar en el refrigerador, ya que la leche de avena natural es sumamente perecedera (dura 10 días).
Excelente para limpiar pieles sensibles y combatir la acción de la polución del ambiente. Usarla después de la ducha, por las mañanas y antes de ir a dormir.

Limpiador bifásico para pieles secas deshidratadas
Son múltiples los factores internos y externos, que contribuyen a la deshidratación cutánea. Los síntomas más frecuentes de pérdida de humedad son: tirantez, aspereza, escamas, incluso en casos avanzados de deshidratación se puede cuartear.
Particularmente incómoda, la piel seca suele estar expuesta al envejecimiento prematuro. El frío seco en invierno, el viento y el sol, son factores de desecamiento. También hacen lo suyo los productos de higiene y de limpieza que contienen tensio-activos de efecto detergente e irritante, que utiliza la industria cosmética convencional.
No hay que descartar las carencias alimentarias (en vitaminas, en magnesio o en ácidos grasos) pueden agravar la sequedad de la piel.
Recuerdo a mi abuela mimando su rostro con un linimento de aceite de oliva y jugo de limón. Fijate en tu casa si los tienes, sal a comprar lo que haga falta y manos a la obra. 
Yo en la misma línea que mi abuela, te presento una formula muy sencilla y sin necesidad de gastar mucho dinero ni utilizar productos químicos que puedan resultarte dañinos.
Ingredientes
20 grs. de oleato de zanahoria
15 grs. de oleato de caléndula
15 grs. de aceite de chía
40grs. de Hidrolato de lavanda (en caso de no conseguir, infusión)
10 grs. de glicerina líquida vegetal
Procedimiento:
En un frasco oscuro colocamos el hidrolato y la glicerina, revuelve. Agregamos los aceites, que previamente han sido mezclados. Conservar en un lugar fresco. 
Usarlo cada noche para retirar el maquillaje o para quitar las impurezas acumuladas por el ambiente. Agitar siempre antes de usar. Cuando quede en reposo las fases se volverán a separar.

Gel jabonoso cutis seborreico
El cutis seborreico se caracteriza por el exceso de secreción sebácea. Llamada comúnmente piel mixta, porque es en frente y nariz (zona T) donde se suele notar la presencia de brillos. 
Es importante habituarse a una rutina de limpieza, ya que éste tipo de pieles presenta poros dilatados, espinillas y granitos.
A continuación les propongo un gel, que podemos hacer con cosas que tenemos en casa, para reemplazar el jabón habitual y los desmaquillantes de cosmética industrial.
Ingredientes
150 grs. de infusión de menta
100 grs. de gel de aloe vera
20 grs. de jabón de glicerina neutro
Procedimiento
Cortamos pequeñito el jabón de glicerina. Lo agregamos a la infusión de menta que debe estar a 80º (temperatura mate). Dejamos enfriar. Tendrá una consistencia chiclosa, le añadimos el gel de aloe vera. Colocamos en un dispensador de vidrio preferentemente oscuro.
Lo usamos a la mañana y antes de acostarnos, y cuando necesitemos higienizar la piel.

Gladys Gómez Flores
Naturópata, especializada en cosmética natural

No hay comentarios: