25 ene. 2016

Taller básico de jabones artesanales


El viernes 5 de febrero de 16 a 20 hs. tendrá lugar el Taller básico de jabones artesanales, éste abordará la elaboración de jabones a partir de aceites vegetales, aceite de oliva, de girasol, miel, tomillo, romero. 
Siempre que nos iniciamos en el camino de esta artesanía, que es la elaboración de jabón, aparecen palabras como saponificación. Pero ¿qué es la saponificación? En términos muy sencillos, y con ejercicios prácticos a lo largo del taller, nos iremos familiarizando con el uso y aplicación de la tabla de saponificación. Elaborar nuestro propio jabón es sencillo, además de cuidar la salud de tu piel.



Jabón tradicional o de la abuela

El aceite usado que sobra en nuestras cocinas es el ingrediente principal de un excelente jabón que podemos fabricar en casa. Reciclando el aceite obtendremos un producto de gran calidad, estupendo como jabón para lavar ropa blanca, apto usar en la cocina y en el lavarropas.

Jabón de Castilla

El jabón de Castilla tiene su origen en el Reino de Castilla, una región del país que hoy conocemos como España. Un jabón de Castilla genuino contiene 100% de aceite de Oliva exclusivamente.

Inscripciones al 0221 15 654 2759 ó al 0221 15 459 5723

Lugar: Asociación Civil De Buena Madera, 38 Nº 170 entre 116 y 117 La Plata

6 ene. 2016

Botica de remedios caseros: manzanilla

Nombre científico: Matricaria chamomilla L., Matricaria recutita L. Se cultivada y crece de forma espontánea en terrenos arenosos y baldíos.

Es una hierba aromática anual de la familia de las Compuestas, lo que la emparenta con la árnica y la caléndula. No crece más de 60 cm de altura, tallos glabros erectos. Hojas divididas con lóbulos dentados. Flores en capítulos de hasta 2’5 cm de diámetro; lígulas blancas, que cuelgan a medida que maduran; flósculos amarillos, pentalobulados en un receptáculo cónico.

Principios activos:

• Ácidos: Alfa-bisabolol (flor), ascórbico, salicílico, cafeico, cáprico, gentísico, linoleico, palmítico, oleico, péctico (planta)
• Vitaminas: C (ácido ascórbico)
• Pigmentos: Luteolina, apigenina, cuarcetin (pigmentos amarillos)
• Alcoholes: farnesol, geraniol, borneol (planta)
• Mucílagos
• Azuleno
• Chamazuleno
• Azúcares: fructosa, galactosa (planta) glucosa (flor)

Anécdotas

Hipócrates, el padre de la medicina, registra esta flor venerada por los egipcios que durante la Edad Media se cultivaba cuidadosamente en los jardines de los monasterios como parte del botiquín herbáceo de los monjes.

Conocida desde la antigüedad, su nombre científico matricaria, nos recuerda su importancia para las mujeres, ya que deriva de las palabras latinas mater (madre) o matrix (matriz, útero), porque era utilizada cosas para mitigar las náuseas durante el embarazo y relajar la tensión muscular durante el parto, así como en las fiebres.

La manzanilla es la reina de las infusiones junto con el poleo menta. Y su reinado se debe a su capacidad para mitigar algunos trastornos, sobre todo los digestivos.

Usos y aplicaciones

De efectiva acción antiséptica,  es 120 más potente que el agua del mar.
En aromaterapia, los aceites esenciales de la manzanilla se utilizan en especial para pieles sensibles. La infusión de las flores de esta planta es muy utilizada para la elaboración de champús casero.

En el ámbito de la cosmética sus aplicaciones externas se emplean para el tratamiento de las pieles atópicas, ya que reduce las reacciones alérgicas y cicatrices en la piel. Además de ser el mejor antiinflamatorio.

Su riqueza en mucílagos le confiere un valor reparador de las afecciones de la piel, sobre todo frente a granitos, cortes, heridas, o dermatitis.  En casos de piel seca incluirla es una garantía  para mejorar el aspecto de la piel y conservarla fresca y jovial.

La gran presencia de componentes con propiedades antisepticas y vulnerarias - apigenina, chamazuleno, ácido gentísico, etc - la hacen muy conveniente en el cuidado y reparación de las afecciones de la piel: granos, heridas, ampollas, dermatitis, orzuelos, etc.
Por sus propiedades antisépticas las infusiones bien cargadas de manzanilla resultan ideales para realizar enjuagues bucales para impedir las infecciones que pueden causar las llagas de la boca. Ideal para enjuagues bucales. 

Ojos: Cuando tengamos los ojos enfermos - conjuntivitis, alergias, ojos cansados, orzuelos etc - la presencia de varios componentes antiinflamatorios y antisépticos, así como los ácidos cafeico y linoleico, inhibidores de la reductasaaltosa, enzima presente en el cuerpo humano cuyo exceso puede producir daños corporales, especialmente en los ojos, la hacen especialmente adecuada como colirio ocular natural (Infusión durante 15 minutos de una cucharada de flores secas en una taza de agua. Mojar una gasa y aplicar sobre los ojos) No administrar en caso de conjuntivitis alérgica o fiebre del heno.

La manzanilla también posee propiedades antimicrobianas, antisépticas y fungicidas. Se sabe que inhibe el crecimiento de las bacterias conocidas como estafilococos y estreptococos.


Algunas aplicaciones de emergencia a base de manzanilla

1. Para disminuir el enrojecimiento de las mejillas: mezclar infusión de manzanilla con arcilla blanca o fécula de papa hasta que se forme una pasta liviana. Luego, hazte una mascarilla con esta preparación y déjala durante 20 minutos. Retírala con agua a temperatura ambiente. Repite la aplicación hasta que el enrojecimiento disminuya, especialmente en el área de los pómulos.

2. Para la irritación provocada por el sol: en un envase con atomizador colocahidrolato de manzanilla o infusión de manzanilla. Déjala enfriar en la heladera y luego esparce una cantidad generosa sobre las zonas afectadas. No seques el exceso con una toalla, deja que la piel absorba el agua totalmente. Sí quieres profundizar el efecto refrescante agrégale una cuarta parte de gel Aloe vera natural.

3. Para párpados hinchados: prepara una infusión con bastantes flores de manzanilla, enfríala en la nevera y humedece un algodón con esta agua. Aplica las compresas durante 10 minutos en cada ojo.

4. Para evitar la descamación del cuero cabelludo: Infusión o hidrolato de manzanilla agrégale el 10%  del peso en glicerina líquida, ésta hará más emoliente la preparación. Para potenciar el efecto anti escamas combinar con caléndula y/o lavanda.
Para mantener el pelo rubio: infusión en 50cc de agua y 10 gramos de flores de manzanilla. Deja enfriar la infusión y cuélala. Luego, envásala en un frasco con atomizador y agrega 5grs. de alcohol al 70%. Rocía tu cabello diariamente con esta preparación cuando ya esté completamente seco.

5. Para aliviar el cansancio corporal: después del baño y con la piel seca, haz un masaje friccionando cada zona de tu cuerpo con una infusión caliente o tibia de manzanilla. Si tienes un poco más de tiempo, sumerge una toalla en la preparación caliente y úsala a manera de compresa en la zona inflamada o que presenta más dolor. Si tienes la posibilidad de darte un masaje coloca 10 grs. de aceite de almendras dulces con 3 gotas de a.e. de manzanilla, 1 gota de lavanda, 1 gota de ylang ylang.


6. Para cicatrizar heridas: La manzanilla posee propiedades calmantes y antiinflamatorias que la hacen muy útil para tratar las heridas. Empapar una gasa en una infusión de sus flores y la aplicas diariamente ya fría sobre la zona afectada, la herida cicatrizará rápidamente y sin dejar marcas. La rosa mosqueta es una buena aliada en estos casos, súmala y será más efectiva. 

Gladys Gómez Flores

Naturópata, especializada en cosmética natural y oriental